miércoles, 16 de enero de 2008

Cerebro y management

El neuromanagement se distingue de otras disciplinas en que se centra el el funcionamiento fisiológico del cerebro y su impacto en la forma de gestionar. No es programación neurolinguística (PNL), no es optimismo aprendido... aunque, por supuesto, no se enfrenta a ninguna de ellas. Sólo queremos aplicar los descubrimientos del cerebro a la gestión. No creemos que sea la influencia más importante en las personas: la edad, la experiencia, la cultura, el estado anímico, el estatus... todas ellas son influencias que cuentan para entender nuestra conducta, nuestro lenguaje o nuestros sentimientos. Pero, insisto, sólo queremos aplicar los descubrimientos del cerebro a la gestión. No nos interesa, aunque nos parece apasionante, los detalles mínimos del funcionamiento del cerebro. Los neurotransmisores, con sus cadenas de sílabas, la vibración en herzios del cerebro... nos interesa pero no es necesario ser un experto en estos temas para desarrollar el neuromanagement.
Qué facetas del funcionamiento del cerebro son clave para el neuromanagement: el funcionamiento algo distinto de los hemisferios, los circuitos rápidos y los lentos, lo límbico y lo cortical y el desarrollo tardío del cerebro. Seguro que en el futuro tendremos más temas de discusión pero hay que dejar a los neurólogos que abran camino... los técnicos primero. Nosotros nos contentaremos con pertenecer a lo que Francisco Mora llama "Neurocultura" (como su último libro, por ahora).
La velocidad del cerebro, los seiscientos milisegundos de los que ya hemos hablado nos señalan que nuestra racionalidad puede ser una ilusión. No tomamos decisiones, sino que razonamos, hacemos argumentarios para decisiones ya tomadas
Los hemisferios funcionan de manera algo distinta y eso hace que tengamos distintas visiones de lo que percibimos. Siempre tenemos una dominancia, una preferencia a utilizar con más intensidad un hemisferio que otro. Esto nos lleva al tema fascinante (al menos para mí) de las incomprensiones cerebrales mutuas. Cerebros que "hablan" distintos idiomas. También nos lleva a entender todo, el trabajo incluido, de maneras distintas.
Lo límbico es no racional, pero eso no significa que sea irracional. Sólo que tiene una serie de respuestas automatizadas y que son más rápidas que las respuestas del cortex y el neocortex que son más elaboradas.
Para acabar, pensar en que el cerebro se termina de desarrollar en torno a los veinticinco años. A esa edad muchas personas hemos ejercido de jefes y nuestro cerebro tiene poca capacidad para comprender el impacto de nuestras palabras en los demás (por ejemplo).
De esto va el neuromanagement. Una investigación sencilla y honesta que trata de hacer un mejor uso del cerebro en el management, de sufrir menos.

1 comentario:

nancyta dijo...

Es para mi un tema tan interesante y enrriquecedor que he buscado y leido todo tema relacionado con el neuromanagemen, en este momento me encuentro realizando un proyecto de investigacion para optar por el titulo en Administracion de empresas por lo que este articulo me aporto informacion inportante para el proyecto.